Eucaristía, bendición de los lápices: un momento fraterno de oración.

Por: Nini Johanna Moya León, Docente de Filosofía Bachillerato. 


Es la Eucaristía un momento especial para dirigirnos a nuestro Padre y comunicarle todo de nuestra vida, pues sólo El, conoce las angustias y alegrías que acompañan la mente y el corazón del ser humano.

Es así, cómo las estudiantes del grado Undécimo, promoción Carpe Diem, acompañadas de sus padres, la Madre rectora María Carlina Marín Henao, la directora de grupo profesora Nini Johanna Moya L, entre otros profesores; y por supuesto, su capellán, el Padre Eleazar, se reúnen en torno a la celebración eucarística, donde todos en un acto de fraternidad y fe, piden por medio de la oración, luz y paz en los corazones de cada una de las estudiantes de esta gran promoción 2018, esto por motivo de sus Pruebas Saber 11.


De esta manera, la Eucaristía estuvo acompañada no sólo de oración, cantos, palmas y alabanzas, sino también de algunos momentos muy representativos, como fueron las ofrendas y la bendición de los lápices. Por una parte, en las ofrendas no sólo se presentaron el pan, las uvas y los alimentos; sino también, los cirios que fueron llevados por cada estudiante ante el altar, quienes ofrecían esta luz como símbolo del camino que han recorrido en el aprendizaje, y de los cuales pronto verán sus frutos, que, así como sembraron, también cosecharan. Por otra parte, estuvo el momento de la bendición de los lápices y la entrega de los mismos por parte del Sacerdote y la directora de grupo a cada una de las estudiantes. Esta herramienta no sólo simboliza en ellas el esfuerzo diario en crecer como estudiantes, sino también, como personas, pero sobre todo como verdaderas Franciscanas.

Copyright © 2016 - 2017 Colegio Santísima Trinidad