Eucaristía en honor a la Madre Caridad.

Por: Rodrigo Pinzón Rodríguez

El lunes de 3 de marzo se realizó en el colegio de la Santísima Trinidad la eucaristía en honor a la Madre Caridad Brader.



Debemos recordar como parte importante de su vida a su don de gente y su dedicación y vocación ante cristo, puesto que Cuando el mundo se abría ante ella atrayéndola con todos sus halagos, la voz de Cristo empezó a hacer eco en su corazón y decidió abrazar la vida consagrada. Esta elección de vida, como era previsible, provocó en primera instancia la oposición de su madre, dado que ésta era viuda y Carolina su única hija.

El 1 de octubre de 1880 ingresó en el convento franciscano de clausura «María Hilf», en Altstätten,  que regentaba un colegio como servicio necesario a la Iglesia católica de Suiza.

El primero de marzo de 1881 vistió el hábito de Franciscana, recibiendo el nombre de María Caridad del Amor del Espíritu Santo. El 22 de agosto del siguiente año emitió los votos religiosos. Dada su preparación pedagógica, fue destinada a la enseñanza en el colegio adosado al monasterio.

Como ejemplo la madre caridad nos deja su carisma, vocación y don se servicio que siempre fueron parte de la beata que nos dejó su legado no solo a nivel litúrgico si no también académico.

0 Comentarios :

El comentario debe estar relacionado con la publicación.
Se hará visible una vez sea aprobado.

Copyright © 2016 - 2017 Colegio Santísima Trinidad