El punto está pasando de moda


“Estamos en un momento crucial en la historia del punto”, dijo David Crystal, quien ha escrito más de 100 libros sobre el lenguaje 
Credit
Roberto Ricciuti/Getty Images

Read in English
LONDRES — Una de las formas más antiguas de puntuación podría estar muriendo
El punto —el signo que todos aprendemos de niños, cuyo uso data, por lo menos, de la Edad Media— poco a poco se está quedando atrás en la época de los mensajes de texto, que se han convertido en sinónimo de la era digital
Eso dice David Crystal, quien ha escrito más de 100 libros sobre el lenguaje y fue maestro de pronunciación en el Globe Theater de Shakespeare en Londres, un hombre que entiende el poder de la tradición en la lengua
La omisión evidente del punto en los mensajes de texto y los mensajes instantáneos en las redes sociales, sostiene, es producto de las oraciones breves y libres de puntuación que los millennials prefieren —y cada vez más los mayores también—, una tendencia alimentada por el estilo espontáneo de Facebook, WhatsApp y Twitter
“Estamos en un momento crucial en la historia del punto”, dijo en una entrevista el profesor Crystal, catedrático honorífico de lingüística en la Universidad de Bangor, después de que explicó su opinión recientemente en el Hay Festival en Gales
“En un mensaje instantáneo, es bastante obvio que una oración ha terminado, y nadie necesita un punto”, agregó. “¿Así que para qué utilizarlo?”
De hecho, el punto discrecional —la puntuación equivalente a los tramoyistas que se visten de negro para no ser notorios— pudo haber tomado de pronto sus propios significados
Cada vez más, dice el profesor Crystal (entre cuyos libros está Making a Point: The Persnickety Storyof English Punctuation), el punto se está utilizando como un arma para expresar ironía, mordacidad sintáctica, insinceridad e incluso agresión
Si el amor de tu vida acaba de cancelar la cita para la que encendiste velas y preparaste una cena casera de seis tiempos, lo mejor que puedes hacer es incluir un punto cuando respondas “Está bien.” para demostrar tu molestia
“Está bien” o “¡Bien!”, por otro lado, podrían denotar conformidad o una aceptación despreocupada
“Ahora el punto tiene una carga emocional y se ha convertido en una suerte de emoticono”, dijo el profesor Crystal
“En los noventa, el internet creó un ethos de libertad lingüística con el que se animaba a romper las reglas y la puntuación era una de las formas en que podía hacerse eso”
Las redes sociales tan solo han intensificado esa sensación de libertad
Las observaciones de Crystal acerca del destino del punto están motivadas por sus visitas frecuentes a preparatorias en toda Gran Bretaña, donde analiza los mensajes de texto de los estudiantes
Investigadores de la Universidad de Binghamton en Nueva York y la Universidad Rutgers en Nueva Jersey también han señalado la nueva fuerza semántica del punto
Le pidieron a 126 estudiantes universitarios que revisaran 16 conversaciones; algunas eran mensajes de texto o notas escritas a mano que tenían respuestas afirmativas de una sola palabra (Bien, Claro, Sí, Sip) Algunas tenían puntos, mientras que otras no
Los mensajes de texto con puntos se calificaron como menos sinceros, según halló el estudio, mientras que en las notas escritas a mano no hizo ninguna diferencia
Geofrrey Nunberg, un lingüista que enseña en la Universidad de California, Berkeley, señaló que el límite de 140 caracteres que impone Twitter y la lectura de mensajes en un celular o un dispositivo electrónico han cambiado el propósito de la puntuación
“No es necesario utilizar un punto en un mensaje de texto, así que hacer explícito algo que ya está implícito revela algo más”, dijo
“Es como cuando dices: ‘No voy a ir… punto’ Es una marca Puede ser agresiva Puede ser enfática Puede significar: ‘No tengo nada más qué decir’
¿Acaso los fanáticos fervientes de la puntuación pueden entusiasmarse con cualquier aspecto del declive del punto? Quizá
Evitar el punto, dijo el profesor Crystal, se ha acompañado paradójicamente de espasmos de sobrepuntuación
“Si alguien envía un mensaje que diga: ‘¿Vas a venir a la fiesta?’, la respuesta”, señaló, “cada vez más es: “Sí, fantástico!!!!!!!!!!!”
Pero, desde luego, esa exuberancia jamás se toleraría en un salón de clases
Al mismo tiempo, dijo haber hallado que los adolescentes británicos evitaban cada vez más los emoticonos y abreviaciones como “LOL” (laughing out loud o “riéndome a carcajadas”) o “ROTF” (rolling on the floor o “rodando de risa”) en los mensajes de texto porque sus padres ya los habían adoptado y por lo tanto no se consideraban “cool”
Ahora todo lo que necesitamos saber es qué desaparecerá a continuación
Será acaso el signo de interrogación

0 Comentarios :

El comentario debe estar relacionado con la publicación.
Se hará visible una vez sea aprobado.

Copyright © 2016 - 2017 Colegio Santísima Trinidad