Leer es mi cuento

Fuente  Vanguardia Liberal – EUCLIDES ARDILA RUEDA
Aquí vemos a las niñas del Colegio de la Santísima Trinidad, quienes participaron ayer en un hermoso taller de lectura infantil, impulsado en el marco de la edición número 11 de la Feria Ulibro de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab. Junto a las menores aparecen las siguientes talleristas: Sandra Juliana Ortiz, María Fernanda Mantilla y Lizeth Paola Rugeles. También está con ellas, la profesora del citado plantel, Gloria Marcela Pinzón. Foto: César Flórez / VANGUARDIA LIBERAL.

Esta historia no es un cuento. Sin embargo, cuentan que cada uno de los niños puede contar su propio cuento. Y más que un juego de palabras, la idea es comprender que ‘leer es mi cuento’.

Por eso, primero los pequeños deben leer las historias clásicas de Caperucita Roja, del Gato con Botas, de Blanca Nieves y la de Rin Rin Renacuajo y otras más.

Luego, uno a uno debe ir contando de qué se trata el relato. Algunos de ellos pueden recrearlos con pinturas y otros hasta tienen la oportunidad de personificarlos con obras teatrales.

Y es que los cuentos, tan tan antiguos como la vida misma, hoy tienen ‘hechizados’ a las niñas y a los niños de los colegios del área metropolitana que asisten a la Feria Ulibro 2013.

Es un espacio creado para facilitarles la lectura de cuentos infantiles a los grandes protagonistas de este certamen literario.

Se pretende que junto a profesores y a compañeros todos puedan compartir un espacio creativo y de diálogo, con un cuento infantil como excusa.

De igual forma, los chiquillos tienen la posibilidad de dibujar los cuentos que leen o los que inventan en los momentos de los talleres; también pueden hacer ilustraciones sobre las historias que ellos mismos desarrollan.

De paso, se difunden nombres de escritores y demás artistas que le apuestan a la literatura infantil.

Los talleristas encargados de brindar información sobre este singular ejercicio, sostienen que los cuentos se leen aquí por doquier y que ellos son los mejores aportes del certamen literario de la Unab.

Según la promotora de lectura, Sandra Juliana Ortiz, “son numerosos los beneficios que aportan los cuentos. Y aquí, en Ulibro, los menores encuentran un montón de historias clásicas para contar y para disfrutar”.

A su juicio, “los cuentos infantiles poseen una narración clara y tienen una sencilla comprensión”.

“Con ellos no solo mejoraremos la capacidad de comprensión del niño, sino también le ayudamos a desarrollar su capacidad de comunicación”, agregó.

Además, los niños aumentan y mejoran su vocabulario, sus fantasías, sus mundos de imaginación, en fin...

Estas jornadas, que logran captar la atención de los asistentes a Ulibro, se enmarcan en un plan estratégico para impulsar la lectura, impulsado por el Ministerio de Cultura y el Ministerio de Educación.

Lo mejor de todo es que los niños y sus profesores pueden asistir de manera gratuita a estos talleres. La cita es un costado de la gran ‘Carpa-Pabellón’.
Copyright © 2016 - 2017 Colegio Santísima Trinidad