"Necesitamos que todo el país se comprometa a fondo con la educación de calidad"


Fuente Centro Virtual de Noticias de la Educación - MEN
Así lo expresó este lunes 3 de diciembre la ministra de Educación, María Fernanda Campo, durante la entrega de los premios y reconocimientos a "Los Mejores en Educación".

Este lunes 3 de diciembre, la Ministra de Educación entregó los premios y reconocimientos a "Los Mejores en Educación". Allí, destacó el trabajo por el mejoramiento de la calidad educativa, de todos los actores del sector.

Durante su intervención, la titular de la cartera resaltó que el compromiso asumido por todos los ganadores con mejorar la calidad de la educación, en aras de alcanzar la cohesión y movilidad social que el país necesita para llegar a ser una Nación justa y desarrollada. Las siguientes son las palabras de la Ministra de Educación Nacional, María Fernanda Campo, durante la premiación de "Los Mejores en Educación 2012":

"Muy buenas noches. Me enorgullece estar hoy aquí con ustedes, en este homenaje de reconocimiento a nuestros mejores estudiantes, a nuestros mejores maestros, a nuestros mejores rectores, a los mejores grupos de investigación, a las mejores instituciones educativas y de educación superior, a las mejores Secretarías de Educación, y a las mejores instituciones de formación para el trabajo. Es para mí un honor estar con ustedes y tener la oportunidad de exaltar su trabajo. Esta es su noche, la noche de los mejores.

Yo también tengo razones para celebrar hoy. Una de ellas, la más importante, es saber que su presencia aquí es una muestra del compromiso que han asumido los representantes del sector con mejorar la calidad de la educación. Sin una educación de calidad el país nunca podrá alcanzar la cohesión y movilidad social que necesita para convertirse en una nación desarrollada, justa, próspera y en paz.

Actualmente, a nuestros colegios oficiales asisten 9 millones 300 mil estudiantes y, a los privados, 1 millón 750 mil. A las instituciones de educación superior, tanto públicas como privadas, van 1 millón 820 mil jóvenes. Además, en nuestro país hay cerca de 320.000 maestros vinculados en el sistema oficial de educación preescolar, básica y media, y 140.000 que trabajan en colegios privados. Existen también 288 instituciones de educación superior oficiales y privadas, y 23.400 de educación básica y media, también de ambos sectores. Y hay 94 Secretarías de Educación certificadas.

Como pueden ustedes ver, el logro de ustedes es extraordinario. Y el hecho de que estén aquí esta noche es la prueba de que ha valido la pena habernos trazado ese objetivo tan ambicioso que fijó el Presidente Juan Manuel Santos desde el primer día de su mandato, y que ha guiado todas las acciones y políticas del Ministerio de Educación: transformar la calidad de la educación y cerrar las grandes brechas de inequidad que existen entre unas regiones y otras, entre unas instituciones y otras y entre unas poblaciones y otras.

Sabemos bien que mejorar la calidad educativa no es una misión que podamos alcanzar de un año para otro. Nos tomará muchos años, pero ya estamos viendo las primeras señales de cambio. Desde el Ministerio, hemos recorrido todo el país durante más de dos años. Decidimos llegar a las regiones más apartadas, a las escuelas rurales más aisladas de nuestro territorio. Hemos visto de cerca cuáles son sus problemas y necesidades, y eso nos ha permitido trazar estrategias focalizadas y generar compromisos que nos permitirán mejorar la calidad de nuestra educación.
No podíamos seguir aplazando esta tarea, sin la cual seguiremos siendo uno de los países más desiguales del mundo. Decidimos, con visión de largo plazo, comprometernos con la calidad de nuestro sistema educativo para transformar nuestro país.
En estos dos años y medio de trabajo hemos logrado importantes avances. Hicimos realidad un sueño que teníamos como país: implementamos la gratuidad universal en los colegios oficiales, beneficiando a más de 8'600.000 estudiantes, desde el grado 0 hasta el grado 11.

Hemos trabajado por ampliar la cobertura en todos los niveles y por mejorar la calidad. Hemos logrado reducir la deserción, mejorar y construir nueva infraestructura educativa, incorporar nuevas tecnologías, fomentar la innovación y mejorar la gestión del sector mediante la promoción e implementación de los principios del buen gobierno. Hemos alcanzado ya muchas de las metas que nos habíamos fijado para el año 2014. Pero los retos hacia delante siguen siendo enormes.
Y para seguir avanzando, los necesitamos a todos, a cada uno de ustedes.

Necesitamos de mucha voluntad y mucha ambición. Necesitamos de un compromiso real de toda la sociedad. Lograr una educación que genere oportunidades legítimas de progreso y prosperidad para todos nuestros estudiantes y para el país, una educación competitiva y pertinente implica un compromiso de todos nosotros: estudiantes, padres de familia, maestros, rectores, autoridades nacionales y locales, medios de comunicación y sector productivo.

Necesitamos a unos maestros empoderados de su papel de formar mejores seres humanos. Necesitamos a unos maestros que quieran darle prestigio a su profesión, la más noble de todas las que existen. Maestros preocupados por capacitarse, por colaborarse, por desarrollar nuevos currículos y probar nuevas metodologías.

Necesitamos a unos rectores que, además de administrar sus instituciones, sean los líderes de la pedagogía y movilicen las voluntades para impulsar los cambios positivos que requiere nuestro sistema educativo.
Necesitamos más investigadores, más científicos que nos ayuden a generar más innovación y conocimiento para mejorar la calidad de vida de todos los colombianos.

Necesitamos a unos servidores públicos que administren eficientemente la educación y que garanticen el buen uso de los recursos que financian la educación de los niños y jóvenes de Colombia. Estos son los recursos públicos más sagrados.
Necesitamos a unos estudiantes responsables y ávidos de conocimiento. Que sueñen con ayudar a transformar su entorno. Que aprendan a convivir en paz y a respetar las diferencias.

Necesitamos unos padres de familia que valoren la educación. Que se comprometan, que sueñen con un futuro para sus hijos, mejor que el suyo. Necesitamos a unos padres de familia que inviertan tiempo en acompañar los procesos de aprendizaje de sus hijos.

Necesitamos que la educación sea el tema más importante de la agenda pública. Y para eso, necesitamos que todo el país se comprometa a fondo con ella.

* * *
Apreciados galardonados: ustedes son ejemplo para el país y conocer sus historias y sus proyectos para transformar la calidad de la educación y construir una mejor Colombia, es un privilegio.

Que esta noche sea la excusa para que todos renovemos nuestro compromiso para tener la educación que necesitamos y que merecemos.

Muchas gracias. Y felicitaciones".

0 Comentarios :

El comentario debe estar relacionado con la publicación.
Se hará visible una vez sea aprobado.

Copyright © 2016 - 2017 Colegio Santísima Trinidad