A propósito del Halloween

Por Olga Gómez Rey

La noche de los niños  debe de ser una noche llena de sorpresas y alegría. El seguir algunas prácticas  puede asegurar que los eventos sean más seguros y más divertidos.


  • Camine con sus hijos sobre el andén o acera, no en la calle.
  • Solamente cruce la calle en las esquinas.
  • No cruce la calle junto con sus hijos entre los carros estacionados.
  • Vista preferiblemente ropa de colores claros o brillantes para que sea más visible.
  • Tenga cuidado con los fuegos y las velas. (Los disfraces pueden encender muy fácilmente)
  • Use pintura de cara en vez de una máscara o otras cosas que pueden cubrir los ojos de los niños.
  • Inspeccione los dulces que dará a los niños que visiten su casa y/o antes de que sus niños los consuman.
  • No permita que los niños ingieran dulces que tengan la envoltura abierta.
  • Los dulces pequeños y/o duros presentan un peligro de atoramiento para los niños pequeños.
Antes de salir en compañía de sus hijos
  • Deles de comer a los niños antes de salir para que no sientan necesidad de comer algo en el camino.
  • Es recomendable salir con los niños antes de que oscurezca.
  • Las barras y los collares brillantes son comunes y ayudan a iluminar de noche durante Halloween. La barras y los collares en ocasiones se rompen o los niños los abren con la boca. El líquido se considera no tóxico en pequeñas cantidades. Si el contenido toma contacto con la piel puede causar irritación y sarpullido.
Qué hacer en caso de intoxicación
  • Producto tóxico en la boca: llame un servicio de ambulancia a domicilio, en caso de que el niño haya tragado el producto tóxico.
  • O haga vomitar a la persona ni le dé nada para comer o beber a menos que se lo indique un médico o paramédico.
  • Quite las prendas impregnadas con la sustancia tóxica.
Fuente:
REDACCIÓN INTELIGENCIA ATLAS - POLICÍA NACIONAL - CRUZ ROJA DE ESTADOS UNIDOS

0 Comentarios :

El comentario debe estar relacionado con la publicación.
Se hará visible una vez sea aprobado.

Copyright © 2016 - 2017 Colegio Santísima Trinidad