La nueva familia presidencial también tiene por lema la unidad Fuente Diario el Tiempo

Juan Manuel Santos y su esposa, María Clemencia, acompañados por sus hijos Esteban y Martín (arriba), y María Antonia (abajo).
Los cuatro miembros que acompañan a Juan Manuel en su esfera íntima son su mejor equipo.



La Virgen de la Medalla Milagrosa y el Blackberry los mantienen unidos. La fe y el chat reúnen a la familia Santos, son sus medios para estar conectados y escapar por un instante del trote público que decidieron asumir. Todos se montaron en la candidatura de Juan Manuel Santos y lo tomaron en serio.


Su esposa, María Clemencia Rodríguez, desde que su marido ingresó a la vida pública al aceptar la oferta de César Gaviria de convertirse en su ministro de Comercio Exterior (en 1991) hasta los más recientes y agitados minutos vividos en el Ministerio de Defensa Nacional, siempre ha estado allí como su sombra.
Asimismo, sus hijos. Martín, el mayor, de 21 años, que dirige las Juventudes Santistas en los Andes; María Antonia, de 19 años, que regresó de EE.UU. para vivir en Colombia la última parte de la campaña, y Esteban, de 16, que usa las redes sociales para apoyar a su padre.
Pero esta veloz incursión en la esfera pública no ha sido una constante en esta familia. Nunca han sido de los que mojan prensa, hasta estos últimos meses.
María Clemencia -que prefiere que la llamen 'Tutina' para acercarse a la gente- ha ocupado cargos financieros y de relaciones públicas, y sin embargo, se caracteriza por ser una mujer ante todo discreta. Se sabe la fórmula perfecta de Santos y ha tomado las causas de su marido como propias.
Y sus hijos no están menos comprometidos. Aunque nunca habían mostrado un particular interés por la política, ver tan de cerca la toma de decisiones del país los hizo tomar conciencia del papel que empezarían a jugar.
Tal vez el que más ha cambiado en ese sentido es Esteban, el menor. Aunque sus materias favoritas eran la biología y el inglés y hasta jugaba fútbol, hoy es otro. Los deportes extremos y el paracaidismo son sus nuevas pasiones y basta ver su cuarto convertido en un altar del Ejército para ver de qué manera le influyó el respeto de su padre por las fuerzas militares.
Incluso un día llegó al Anglo Colombiano, su colegio, junto con otros amigos, rapados y orgullosos del entrenamiento militar recibido el fin de semana. Su madre ha dicho que no se sorprendió cuando le dijo que quería hacer el curso de lanceros.
Sus padres, no obstante, son rigurosos en exigirles que no bajen la guardia en sus estudios. María Clemencia se precia de ser 'mamá gallina', pendiente de sus hijos, de quiénes los rodean y de que cumplan con sus deberes.
Pero dice que, a pesar de todo, si hay alguien que es amigo de su padre, ese es Martín.
Este joven, rodeado de admiradoras, estudia Derecho y no le ha sido fácil acostumbrarse a que su facultad sea antigobiernista, por lo cual recibe críticas permanentes a Uribe. Por ello está yendo a acupuntura para controlar el estrés.
Aunque no es de los que levantan la mano para discutir un tema, responde cuando le preguntan. Y contesta bien, es juicioso y tiene un promedio de 4,1. Habla fluidamente el inglés y aprendió francés durante el semestre que vivió en París apenas terminó el colegio. Practica el golf, como su padre y le encanta el póker. Sigue en contacto con sus amigos del Anglo, varios de los cuales estudian con él. Y es con ellos con los que hace trabajos y sale a rumbear.
Y bueno, está María Antonia, la niña de los ojos de Juan Manuel Santos. La más pila, según aseguran incluso sus hermanos. También terminó colegio en el Anglo, se graduó a los 17 años y se fue, siguiendo el ritual, a París por un semestre. Allí hizo cursos de maquillaje y peluquería y cuando regresó tomó un semestre en los Andes de cursos libres para definir su vocación. Fue aceptada en la U. de Brown (EE. UU.) en ciencias, que más adelante, en estudios de posgrado, quiere profundizar en Neurociencias.
Esta es la nueva familia presidencial, una que tiene por lema la unidad.
REDACCIÓN VIDA DE HOY

0 Comentarios :

El comentario debe estar relacionado con la publicación.
Se hará visible una vez sea aprobado.

Copyright © 2016 - 2017 Colegio Santísima Trinidad