¿Hasta qué punto un computador en casa puede afectar el rendimiento escolar? Fuente Diario El Tiempo

Expertos dicen que sin acompañamiento de los padres hay altos riesgos en la red. A los padres de familia acostumbrados a ver a sus hijos pegados a Internet desde que se bajan del bus escolar, lo que descubrieron unos investigadores de la Universidad Distrital parece darles la razón.

Les dieron computadores portátiles a los colegiales de Castilla La Nueva (Meta) y dejaron que se los llevaran a la casa. La mayoría empezó a pasar horas chateando, bajando música y jugando, varios padres se empezaron a quejar del trasnocho y un grupo de sexto tuvo un bajonazo general en el rendimiento.
"Aunque fueron casos excepcionales, al revisar los servidores vimos que niños muy pequeños accedían a pornografía", cuenta Antonio Quintana, investigador.
De ese caso se dedujo que más de tres horas de computador eran señal de que algo estaba mal y que era necesario que los padres supieran cómo revisar el historial del equipo y, sobre todo, cómo estar en contacto con los maestros para saber si eso que hacen los niños en Internet son tareas.
"Los profesores son los primeros llamados a determinar si hay desbordamiento de los tiempos, a partir del rendimiento. Cada espacio tiene su tiempo", apunta Quintana.
Justamente un par de investigadores de las universidades de Chicago y Columbia (Estados Unidos) encontraron que tener computador en la casa, aún sin Internet, puede afectar las notas de matemáticas y lenguaje.
Juan Manuel Cuéllar, gerente de Educación de Intel, dice no estar de acuerdo con esos hallazgos, y lleva el problema a otro nivel: "Hoy los niños saben usar un PC antes que lavarse los dientes. Las redes sociales van a seguir existiendo. Antes que restringir el uso, los padres deben saber que es como dejar una puerta abierta a la calle", sostiene.
"Las cosas prohibidas generan mayor inquietud. Esto es un problema disciplinario, de una autoridad y una normativa en su casa", agrega María del Rosario Atuesta, experta de Eafit, quien sugiere definir horarios de consulta, pero, sobre todo, supervisar los sitios que se visitan.
Lo malo no es que chateen o estén en redes sociales, coinciden los expertos, pues eso ya se da por descontado, sino dejarlos solos. "Hoy los niños pasan más tiempo en la red que afuera. Hay que preguntarse: ¿Usted tiene control sobre eso?", dice Atuesta.
Desde la escuela: guiar a los padres
Así como los papás poco suelen saber sobre la actividad de sus hijos en línea, los colegios aún no tocan el tema de manera directa, apuntan algunas investigaciones.
Difundir listados de sitios útiles para visitar en familia, compartir con los padres la información sobre cuáles tareas académicas requieren pasar horas frente al computador en casa y dedicar tiempo a discutir temas como el comportamiento en red son algunos de las puntos pendientes, dicen expertos.
Hay que sacarlos a la calle a respirar
"Si el niño lleva cuatro horas conectado al computador, hay que preguntarle por sus tareas. Pero si lleva 10 horas leyendo un libro y no socializa, también hay que decirle: pare de leer y venga a jugar". Así resume Juan Manuel Cuéllar el nivel de disciplina que se debe tener en casa con el ocio digital.
María del Rosario Atuesta propone no restringir por completo el uso del celular, del computador o del acceso a redes sociales, sino emplear barreras y recompensas, tal cual sucede con el consumo de medios como la televisión.




Y el grupo de la U. Distrital sugiere dar ejemplo, pues los adultos también suelen excederse en el ocio tecnológico y lo mezclan con el trabajo y el tiempo familiar.

0 Comentarios :

El comentario debe estar relacionado con la publicación.
Se hará visible una vez sea aprobado.

Copyright © 2016 - 2017 Colegio Santísima Trinidad