Cuento: Contando un Día casi de rutina

Escrito por:
Andrea Juliana Martínez Patiño
Grado 8°-2
Ganadora I Concurso Regional de Cuento, Edit. Norma 2008

Texto completo:

Hola, soy Josefina y como todos los días me tengo que levantar muy temprano ya que sino trabajas no hay dinero y si no hay dinero no hay comida y en conclusión no hay nada, y aunque no tengo hijos ni esposo, soy una persona de muy bajos recurso y a veces me imagino cómo seria si tuviera hijos, tal ves seria muy feliz, pero no podría ni descansar los domingos porque los domingos son el único día que descanso y hago algo diferente, ya que de lunes a sábado es la misma rutina: primero me levanto a las 4:00 AM segundo me baño, tercero me tomo un café, cuarto voy hacia la parada de bus y quinto cojo el mismo aburrido bus de siempre, de ahí trabajo hasta la noche de empleada del servicio en una empresa de envíos.

Ya es lunes me tengo que levantar, pero no quería ir a trabajar así que me quede durmiendo, pensando que tan solo iba a pasara cinco minutos, pero al despertar había pasado una hora, iba tan tarde que ni me alcance a bañar, así que me tocó salir corriendo a la parada de bus, pero lastimosamente había llegado tarde, y en el bus que siempre me iba ya había pasado. Entonces me fui en otro, pero este bus en que me fui estaba súper lleno, demasiado diría yo, que bueno que un señor me dejo sentar en el lugar de él, el único problema es que no podía ver por donde pasaba el bus así que cuando me baje, las empresa en ala que trabajaba ya había pasado hace rato pero eso no era todo, para mi sorpresa entre todo ese montón de gente me habían robado la cartera y yo ni cuenta me di.

Entonces me fui caminando para la empresa, ni siquiera se por que iba, ya tenía tres horas de retraso. Ya casi iba a terminar mi turno pero aun así seguí, pero para completar mi desgracia cuando llegue el jefe me estaba esperando y cuando me vio lo único que hizo fue regañarme y me echó como cinco veces del trabajo.

Así que ahora estoy pasando hojas de vida a ver si consigo algo de trabajo y también decidí no volverme a ir en bus, así el transporte me salga mas caro creo que me va tocar hacer dieta, claro que todos mis amigos me dicen que si enflaco más voy a desaparecer, pero eso a mí no me importa, al menos me queda de consuelo que de ahora en adelante no voy a vivir la misma rutina de siempre, si no tal vez, podré vivir lo bella que es la vida, ya que este otro trabajo me había quitado mis mejores años de vida.

1 comentario :

  1. Excelente pensadora, artista y persona, el futuro que tiene esta chica por delante es maravilloso. Y lo que enseña su cuento es muy cierto, nos encerramos en la vida en una rutina y nos olvidamos de vivir la vida de la manera correcta.

    Saludos ;)a mi padawan favorita!.

    ResponderEliminar

El comentario debe estar relacionado con la publicación.
Se hará visible una vez sea aprobado.

Copyright © 2016 - 2017 Colegio Santísima Trinidad