El Agujero en la Capa de Ozono en Expansión (I)

Capa de Ozono


El ozono es un gas formado por 3 moléculas de oxígeno (O3) que se encuentra en las partes altas de la atmósfera. Gracias al ozono es posible la vida en este planeta, pues evita que lleguen a la superficie de la Tierra algunas radiaciones solares muy dañinas, como son los rayos ultravioleta B (UV-B).

Determinadas actividades humanas vierten determinados gases a la atmósfera que reaccionan con el ozono, eliminándolo y creando otros gases que no cumplen la misión del ozono. Así, se han creado diversos agujeros en la capa de ozono que permiten la entrada en la tierra de radiaciones muy peligrosas de las que se han constatado sus negativos efectos en la salud humana, vegetal y animal. Por ejemplo, el no-melanoma, el más común de los cánceres de piel, aumentó un 10% entre 1979 y 1993 en el Hemisferio Norte. Aún más ha aumentado en el Hemisferio Sur, ya que el mayor agujero está situado sobre el polo Sur del planeta. El programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) indica que por cada 1% de disminución de la capa de ozono, aumentará este tipo de cáncer un 2%.

Pero las exposiciones a rayos UV-B no sólo favorecen a este tipo de cáncer de piel, sino también a otros cánceres de piel, ceguera y se ha demostrado que los UV-B dañan el material genético (ADN) y reducen la efectividad del sistema inmunológico. El PNUMA advierte que la exposición la los UV-B nos hace más proclives a enfermedades infecciosas (leishmaniosis, malaria, triquinosis, Lyme, enfermedades provocadas por hongos...). Otra prueba es el resultado de un estudio publicado en Diciembre de 1999 y que concluía que los pilotos de líneas aereas tenían mucha mayor probabilidad de contraer leucemia (cáncer de sangre) debido a la exposición a rayos solares en el avión, sin la protección de la atmósfera, ya que el avión puede superar los 10.000 metros de altitud.

Al Sur de Argentina se pueden encontrar rebaños completos de ovejas con problemas en los ojos, así como también focas, pingüinos y por supuesto humanos con semejantes afecciones, sin que ello se hubiera producido nunca antes. Los humanos se ven obligados a utilizar gafas de sol constantemente pero... ¿y los animales? En Junio de 1999 se celebró en Torremolinos (Málaga, España) el XIV Congreso Iberoamericano de Dermatología y en él se habló del cáncer de piel, que se ha triplicado su aparición en personas en los últimos años.

La solución pasa por prohibir en todo el Mundo la fabricación y uso de todos los gases que destruyen el ozono, que son, principalmente, el bromuro de metilo, utilizado como fumigante agrícola y los CFC, los HCFC y los HFC utilizados en frigoríficos, máquinas de aire acondicionado... Por esto, antes de comprar un aparato debemos preguntar si contiene o no gases nocivos.

El problema de la capa de ozono y los gases CFC y similares todavía existe y por eso lo incluimos aquí. Sin embargo, hemos querido empezar con este tema porque es un ejemplo de cómo los científicos y los particulares pueden, con sus actos, opiniones y estudios, forzar a un acuerdo lógico. Así, en Septiembre de 1987, los representantes de muchas naciones productoras y consumidoras de estos gases se reunieron en Montreal y firmaron un acuerdo para la prohibición de estos gases. Posteriormente se reforzó el protocolo con otros acuerdos firmados en Londres y Copenhague. El problema es que muchos países aún no han firmaron ese acuerdo y su cumplimiento es, a veces, dudoso, aunque poco a poco se van adhiriendo a él con más fuerza. En palabras de Carl Sagan, "el protocolo de Montreal y sus enmiendas representan un triunfo y un motivo de gloria para la especie humana".

0 Comentarios :

El comentario debe estar relacionado con la publicación.
Se hará visible una vez sea aprobado.

Copyright © 2016 - 2017 Colegio Santísima Trinidad