Fuente: Coordinación Administrativa





El proceso irá hasta el próximo junio. Es la primera vez que se podrá hacer por internet.

El censo del 2005 estableció que la población colombiana la formaban 41 millones de pobladores.
Foto: 
Carlos Ortega / EL TIEMPO

Este martes, después de 12 años, comienza el nuevo censo nacional realizado por el Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane). Este, a comparación de los otros 23 que se han realizado en el país, podrá hacerse a través de internet y tomará cerca de 6 meses, la mitad del tiempo que fue utilizado para ejecutar el pasado censo de 2005.

Conozca ¿qué cosas cambiarán?, ¿cómo se va a realizar? y ¿qué debe tener en cuenta para responder la encuesta nacional, que es a su vez obligatoria?
1. El censo será en dos fases
El censo se va a hacer en dos fases, una virtual, que comienza este 9 de enero y va hasta el 8 de marzo, y otra presencial que se desarrollará entre abril y junio. Esta es la primera vez que en el país se cuenta con la posibilidad de realizar el censo por internet.
Las personas que participen en el censo tendrán que responder un cuestionario de 50 preguntas, que están divididas en cuatro secciones: ubicación, vivienda, hogar y personas. El ciudadano, que debe ser mayor de 18 años, deberá suministrar la información del hogar y de cada una de las personas que integran el lugar donde residen.

2. La fase virtual
El diligenciamiento del censo nacional virtual, conocido como eCenso, se podrá hacer durante 60 días a partir de este martes 9 de enero por el sitio web del Dane (www.dane.gov.co), al enlace del Censo Nacional de Población y Vivienda 2018, en el cual tendrán la posibilidad de diligenciar el formulario en varios momentos, guardar la información y retomar el diligenciamiento del formulario más adelante hasta completar todos los datos solicitados en materia de ubicación, vivienda, hogar y personas.

Si la persona no cuenta con internet permanente cuando realiza el censo digital, podrá descargar el formulario en el computador y una vez que complete todas las preguntas puede ingresar nuevamente a la página del Dane y subir el formulario para enviarlo. Durante el trámite, se podrá contar con asesoría y acompañamiento constante de funcionarios de la entidad a través de línea telefónica, chat y correo electrónico.

Después de terminar este proceso, la persona recibirá por correo electrónico el código y constancia de la realización del proceso.

3. Notificación del eCenso
Las personas que hagan la encuesta a través de internet también recibirán la visita de funcionarios del Dane, a ellos tendrán que presentarles el código del cuestionario que fue diligenciado en la página web y así se dará por terminada la visita.

Tenga en cuenta que si quiere modificar algunos de los datos suministrados en la página web, podrá hacerlo con los funcionarios que realizan en ese momento la visita presencial.

Este martes se inicia la etapa virtual del censo de población
Censo del Dane para saber cuántos somos en el país comienza el martes

4. La fase presencial
Este proceso durará tres meses, comenzará en el mes de abril y finalizará en junio. El censo puerta a puerta contará con el apoyo de 31.000 funcionarios que llegarán a los hogares de todos los rincones del país. Para la visita, los ciudadanos serán informados de la presencia de un censista al menos dos días antes, con el fin de ajustar el horario y preparar la información de cada uno de los integrantes de la vivienda.

Para el Dane, se entiende como hogar la persona o grupo de personas, parientes o no, que ocupan parte o la totalidad de una vivienda, que atienden necesidades básicas con cargo a un presupuesto común.

Los funcionarios que realizarán el cuestionario estarán plenamente identificados con carné, chaleco y gorra con el logo del Dane.

5. ¿Qué pasa si no estoy cuando hagan el censo?
Si por alguna razón no hay nadie en el hogar a la hora en la que llegue el censista, el funcionario notificará la revista para el día siguiente. El intento de visita se hará máximo dos veces adicionales a la primera, y en caso de que no se atiendan éstas, tras una investigación administrativa, el Dane podrá imponer las multas correspondientes, ya que el censo es obligatorio.

6. ¿Para qué sirve el censo? y ¿dónde comenzará?
El objetivo de la encuesta es identificar cuántas personas hay en el país, cómo son sus condiciones de vida, cómo están conformado los hogares, su nivel educativo y el autorreconocimiento étnico. Tenga en cuenta que todos los colombianos y extranjeros que viven en el país serán censados.

Según el Dane, los datos recopilados sirven para “el diseño de políticas públicas, programas y proyectos que beneficien a esa gran población”, así mismo será el insumo para la asignación de recursos a través de los sistemas general de participaciones y general de regalías en los siguientes diez años.
Además, el censo nacional sirve para hacerle seguimiento al cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenible y la generación del Plan Nacional de Desarrollo de los próximos años.

En la fase presencial, los primeros en ser censados serán los habitantes de los departamentos y ciudades que albergan el 60 % de la población, situada en el centro del país. En este bloque entran Cundinamarca, Antioquia, Santander, Valle del Cauca, Bolívar, Norte de Santander y, por sus características especiales, San Andrés, Providencia y Santa Catalina.

En mayo se suman Córdoba, Sucre, Cesar, Magdalena, Arauca, Casanare, Meta, Boyacá, Caldas, Risaralda, Quindío, Tolima, Cauca y Huila, y finalizará la operación con los departamentos con alta presencia de comunidades étnicas.

7. Los resultados

El Dane indicó que esperan que para finales de julio o inicios de agosto se conozcan los resultados preliminares del ejercicio censal de este año.




El presidente sancionó la ley que convierte en obligatoria esta materia para todos los colegios del país. La decisión era una deuda pendiente de la educación en Colombia.

En 1994 el gobierno de César Gaviria tomó una decisión polémica: eliminó la cátedra de Historia del plan de estudios de los colegios y la fusionó con la de Ciencias Sociales. Desde entonces, los jóvenes colombianos no ven ni en primaria ni en bachillerato una materia dedicada exclusivamente a aprender los procesos históricos por los que han pasado el país y el mundo. En cambio, estudian una llamada Sociales que, durante los 11 años que dura el colegio, mezcla temas de geografía, democracia, Constitución Política e historia.
La medida, criticada por educadores e historiadores, generó un debate y un enorme malestar que acaba de terminar. Esta semana, el presidente Juan Manuel Santos sancionó una ley que obliga a todos los colegios del país a incluir en su plan curricular la “educación en Historia de Colombia como una disciplina integrada en los lineamientos de las ciencias sociales”. La norma aclara que esta disposición no puede afectar la intensidad horaria en áreas de Matemáticas, Ciencia y Lenguaje.
La ley fue impulsada por la senadora Viviane Morales quien asegura que "los niños y jóvenes deben comenzar a estudiar a través de la historia hechos que hacen parte de la democracia y de cada una de las etapas que le han permitido a Colombia, llegar a ser considerada una de las democracias más antiguas de América Latina".
El debate alrededor de ese tema tiene a muchos preguntándose qué tipo de historia de Colombia está contando la academia, y qué tanto sus libros e investigaciones les están llegando a los colombianos de a pie, que no tienen conocimientos especializados ni pertenecen a un nicho científico.
Para analizar el tema hay que entender que los especialistas de hoy escriben una historia muy distinta a la de hace varias décadas. De hecho, el primer gran manual de historia colombiana data de la primera década del siglo XX, de la pluma de Jesús María Henao y Gerardo Arrubla, y fue adoptado como texto oficial de enseñanza desde 1910, justo al celebrarse el centenario del grito de Independencia. Sus autores eran dos abogados, historiadores aficionados, que veían con preocupación la realidad del país de entonces, que aún sentía las secuelas de la guerra de los Mil Días, la pérdida de Panamá y la crisis económica.
Su texto exaltaba el patriotismo e intentaba crear una identidad nacional. Y aunque era un libro completo, bien investigado, lleno de fechas y datos históricos –que incluso hoy se sigue consultando–, las nuevas generaciones de historiadores lo cuestionan mucho. Para Javier Guerrero, director del doctorado de Historia en la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia, “estaba lleno de fechas, próceres, héroes, batallas y periodos presidenciales. Muy apologético, poco crítico, escrito desde arriba (desde las elites), enfocado en la población blanca del centro del país y poco representativo de la totalidad de Colombia”.
Eso cambió hacia los años sesenta, cuando nacieron los primeros programas académicos en las universidades. Los historiadores de esa nueva generación (más profesionales) comenzaron a escribir también sobre los procesos económicos y sociales, los grupos humanos y las poblaciones antes olvidadas, como los indígenas, los afrocolombianos, los campesinos y quienes vivían en las provincias. Como cuenta Álvaro Tirado Mejía, integrante de ese grupo, “se abrió el panorama. Además de los personajes, las fechas y los héroes, había una visión acerca de la sociedad, la economía y las costumbres”. Académicos como Jaime Jaramillo Uribe, Bernardo Tovar, Jorge Orlando Melo y el propio Tirado Mejía publicaron sus libros con esta nueva visión y, entre todos, sacaron una serie de nueve tomos a los que llamaron Nueva historia de Colombia (1989).
Y aunque la eliminación de la cátedra de Historia llevó a que ese tipo de publicaciones generales se estancaran un poco, una mirada a las novedades editoriales y a los libros publicados durante los últimos años, deja ver que hoy aparentemente hay un buen momento para la disciplina. No solo por el auge de las novelas históricas, que mezclan hechos del pasado con ficción literaria, sino también por los libros de historia pura.
Actualmente, por ejemplo, en las librerías se consiguen, entre otros, una biografía de María Cano, la líder sindical de los años veinte, escrita por Beatriz Robledo, y la tercera edición de un compendio de ensayos de varios autores llamado Historia de Colombia: todo lo que hay que saber, que analiza los hechos del país desde la época precolombina hasta hoy. Además, en librerías especializadas, como la Lerner, la historia es la tercera línea temática más vendida, luego de la literatura y la literatura infantil.
Eso, junto con los libros de Diana Uribe, la historia del mundo que escribió Daniel Samper Pizano o el libro digital sobre la historia del país que Antonio Caballero está publicando por partes, hace pensar que el público de hoy está ávido del tema.
Pero ello no es tan cierto. Aunque el mercado de los libros de historia sí ha crecido en comparación con lo que había hace unas tres décadas y hoy es más fácil que un autor publique un texto sobre el tema en una editorial grande, los tirajes siguen siendo pequeños (entre 1.000 y 3.000 ejemplares en los mejores casos) y los lectores no dejan de ser los del mismo nicho académico, que tal vez ha crecido por el aumento de pregrados, maestrías y doctorados en historia.
Un problema de fondo es que los historiadores no saben divulgar sus trabajos al público no especializado. Por supuesto que hay experiencias exitosas, como la de Diana Uribe en Colombia, pero muchos creen que no es suficiente y faltan trabajos más rigurosos y con más contexto que también se popularicen. En el mundo ya ha pasado. Según Alba Inés Arias, de la Librería Lerner, hay historiadores internacionales que hoy narran sus libros con una prosa amena, que atrae a los lectores.
En Colombia hay material, pues las universidades se siguieron profesionalizando y la investigación en historia actual es más completa que antes. Pero gran parte de estos trabajos se quedan en los anaqueles o se van a revistas indexadas y publicaciones científicas.
Ahora los historiadores se están enfocando en temas específicos. “Hay un interés por el sujeto y el individuo –cuenta Pablo Rodríguez Jiménez, profesor de historia en la Universidad Nacional–. Ya no en los héroes patrios como seres de monumento, ni solo en los grupos sociales y en los procesos, sino en los individuos de carne y hueso que vivieron esos tiempos”. Por eso ahora hay investigaciones acerca de historias muy locales: las comunidades, los barrios, las ciudades, las mujeres, los jóvenes, la sexualidad, el medioambiente, los movimientos sociales, etcétera.
Y aunque para muchos esa es una buena noticia porque permite diversificar el campo de estudios, otros creen que hay un exceso que ha llevado a perder el objetivo principal. “Estamos llegando a la microhistoria: unas historias demasiado particulares que pierden la perspectiva general”, cuenta Tirado Mejía. Con él coinciden otros historiadores, que piensan que hoy pocos se ocupan de contar una historia general, que explique los grandes procesos del pasado para entender el presente y planear el futuro.
La oportunidad se presenta ahora, cuando la cátedra de Historia vuelve a los colegios como una materia independiente. La idea es no repetir la fórmula fracasada de dictar una clase llena de datos y fechas en orden cronológico, sino bajar el conocimiento que los historiadores han dejado en los estantes a lo largo de todos estos años. Como explica Pablo Rodríguez, “nuestro trabajo puede llegar a tener significado si logramos que la gente se interrogue sobre qué país y qué sociedad somos, de dónde venimos y qué derroteros hemos recorrido, en los más amplios sentidos, para llegar a ser esta compleja nación llamada Colombia”.
Por: Comité Egresadas



Invitamos de manera muy especial a la inauguración del Salón Múltiple San Francisco de Asís, el sábado 13 de enero de 2018 a las 4 de la tarde en nuestra sede de Campoasís, ubicada en la autopista a Piedecuesta Km. 17 diagonal a la sede recreacional de Cajasan.

Favor confirmar asistencia: 31576486753013136466.







A partir del lunes 18 de diciembre El Colegio estará en cese de actividades, por las festividades decembrinas y retomará labores  –administrativas- el miércoles 10 de enero de 2018.
A toda nuestra Comunidad Educativa y sociedad en general deseamos una “Feliz Navidad” y un “Año Nuevo” lleno de bendiciones, éxitos y prosperidad; que en sus hogares reine la armonía, la paz, la unión y la fraternidad.
No olvidemos que:
“El Mundo nos Invita a Compartir

.




Vuelta a Clases:
Enero 29 : Bachillerato
Enero 30 : Primaria

Enero 31 : Preescolar

El Colegio de la Santísima Trinidad ofrece para sus hijas e hijos Preescolar, Primaria y Bachillerato.



¿Por qué elegir nuestro  Colegio?

En Primaria contamos con la tecnología del Sistema Uno Internacional (con aulas adecuadas para tal fin).

Por su posicionamiento en el ICFES  Muy Superior.

El personal de estudiantes por grupo no excede de: 30 en Bachillerato, 25 en Primaria y 15 en Preescolar.

Por impartir una formación integral fundamentada en valores que cualifican la integridad de la persona.


Poseer la Certificación ISO 9001 otorgada por el ICONTEC.

Énfasis en Inglés y Ciencias.

El Colegio ofrece en horas de la tarde sin costos adicionales: Escuelas en Porrismo, voleibol, Baloncesto, Tenis de mesa, Música, Coros, Teatro y Danzas.

El colegio cuenta con capellanía de tiempo completo.

El colegio  ofrece un organizado y seguro servicio de transporte.

También ofrece servicio de almuerzos saludables.

Fácil llegada al colegio desde el lugar que sea de la ciudad.

Además de los laboratorios tradicionales de Física, Química y Biología tiene laboratorio de inglés, un amplio auditorio y un coliseo polideportivo.

Cuenta con una sala amplia y renovada para informática.





Por: Rectoría



Sección Infantil: Liliana García y Yamile Páez.



El pasado jueves 9 de Noviembre se celebró la Eucaristía de acción de gracias de la sección Pre-Escolardonde se presentó a Dios con alegría los frutos de la cosecha de este año escolar.
Con la esperanza del labrador que hecha su semilla y espera que un buen clima le ayude a recoger muchos frutos; así terminaron los niños y niñas el nivel que les permite ver los frutos del trabajo escolar y dar gracias a Dios. Presentaron el amor, el agradecimiento y el haber crecido de forma integral, culminando con éxito el año 2017.







Por: Yolanda Vargas y Marcela Pinzón
Sección Infantil




Con las estudiantes del grado once concluyó nuestra novena navideña y con ella la campaña de donativos de regalos que busca llevar un saludo de cariño a los niños menos favorecidos. Campaña a la que se sumó toda la comunidad educativa por lo que les extendemos nuestro más grande agradecimiento de parte de los niños que esperan un obsequio del Niño Dios.
Por: Berenice Margarita Sáenz Torres

La Navidad es la luz de la Bondad y AMOR de Dios y su abrazo a la Humanidad… La Luz de Dios es en Cristo Jesús! Bendita Navidad, que brotas en el corazón de los niños con cánticos de alegría, que engalanas y que deleitas el corazón de esperanza que vivimos con mucha alegría estos nueve días de novena que fueron  momentos de recogimiento espiritual donde compartimos estas celebraciones Alumnos, Docentes,personal administrativo en familia Franciscana en donde se pudo fortalecer los sentimientos de solidaridad, amistad , paz y Amor.
Estos espacios de recogimiento nos sirvió recordar a San Francisco donde nos habla sobre la alegría  y una disposición de cuerpo y alma para hacer con gusto y contento todo el bien que esté a nuestro alcance como la santa pobreza, como San Francisco la entendía, rigurosamente practicada y amada con fidelidad, no por sí misma, sino por Jesús y a imitación de Jesús, mantenía su alma en ese estado de renunciamiento que consiste en anteponer Dios a todo lo que no sea Él, y la colocaba en el solo punto de vista verdadero: el de la eternidad, dándole el único verdadero sentido de la vida, su optimismo, basado en un profundo conocimiento de la paternidad divina, en una confianza y abandono verdaderamente filiales y en un tierno reconocimiento a la fraternidad.
Siempre les decía: «Que la paz que anunciáis de palabra, la tengáis, y en mayor medida, en vuestros corazones Que ninguno se vea provocado por vosotros a ira o escándalo, sino que por vuestra mansedumbre todos sean inducidos a la paz, a la benignidad y a la concordia.
Hermanos y Hermanas en Cristo el amor es la esencia de la Navidad debiera significar ocupar tiempo precioso con tu familia y amigos. Tiene que ver con acariciar y celebrar el amor que compartes.

Navidad se escribe con N de niño nacido
Navidad se escribe con 
A de amor inmenso
Navidad se escribe con 
V de vida plena 
Navidad se escribe con 
I de ilusión cumplida
Navidad se escribe con 
D de don gratuito
Navidad se escribe con 
A de alegría auténtica
Navidad se escribe con 
D de Dios.
ORACION:
Jesús, te agradezco por el amor que me has mostrado al venir a la Tierra, al vivir y morir por mí. Quiero celebrar esta Navidad contigo. Deseo conocerte, recibir Tu amor y Tu regalo de la vida eterna. Por favor toca mi vida con el amor que Tú tienes para ofrecer, y ayúdame a compartir ese amor con otros también.
¡Feliz Navidad!


Copyright © 2016 - 2017 Colegio Santísima Trinidad