El escritor británico Kazuo Ishiguro despertó este jueves con una llamada que le quitó el sueño: era su agente, para decirle que "creía que había ganado el Premio Nobel de Literatura".


"¿Tienes alguna evidencia?", fue su respuesta, incrédula.
Pero no, el agente aún no tenía ninguna confirmación.
La BBC también lo llamó un momento después, pero Ishiguro seguía sin ninguna certeza: ya la Academia Sueca había anunciado el premio, pero aún no había realizado la tradicional llamada para confirmárselo personalmente y preguntarle si lo aceptaba.
"Es un magnífico honor principalmente porque significa que estoy en los pasos de los más grandes autores, y eso es un elogio increíble" aseguró a la BBC.
Pero el autor de "Pálida luz en las colinas", (1982) y "Lo que queda del día" (1989) afirmó también que esperaba que el galardón contribuyera a un cambio positivo en los tiempos actuales.
"El mundo está en un momento muy incierto y espero que todos los Premios Nobel sean una fuerza para algo positivo en el mundo. (...)Estaré profundamente conmovido si pudiera de alguna manera ser parte de algún tipo de clima este año en contribuir a algún tipo de ambiente positivo en un momento muy incierto", dijo.
Finalmente, un rato después de la conversación con la BBC, el autor recibió la esperada llamada.
Para ese momento, ya era noticia en medio mundo.

Las obras

Su trabajo, que incluye guiones para el cine y la televisión, examina temas como la memoria, el tiempo y el autoengaño.
La Academia Sueca informó que concedió el premio a Ishiguro porque "en novelas de una gran fuerza emocional, ha descubierto el abismo que hay debajo de nuestra ilusoria sensación de conexión con el mundo".

La versión cinematográfica de "Lo que queda del día" fue protagonizada por Anthony Hopkins y Emma Thompson.
Sara Danius, secretaria permanente de la Academia, describió el estilo del escritor inglés como "una mezcla de Jane Austen, comedia de costumbres y Franz Kafka".
El premio consistirá en una medalla (con la efigie de Alfredo Nobel, creador del galardón) que recibirá en la tradicional ceremonia de diciembre próximo y un monto de US$ 1,1 millones.

¿Quién es Kazuo Ishiguro?

  • Nacido en Nagasaki, Japón, en 1954, se trasladó en 1960 a Inglaterra con su familia, cuando le ofrecieron a su padre un puesto como oceanógrafo en Surrey.
  • Estudió inglés y filosofía en la universidad de Kent y luego realizó un máster en escritura creativa en la Universidad de East Anglia, donde sus tutores fueron Malcolm Bradbury y Angela Carter.
  • Su tesis se convirtió en su primera novela, que fue aclamada por la crítica, "Pálida luz en las colinas".
  • Ganó el Premio Booker en 1989 por Lo que queda del día, que fue convertida en película en 1993, dirigida por James Ivory y protagonizada por Anthony Hopkins y Emma Thompson.
  • Su última novela publicada es "El gigante enterrado", que salió en 2015. El comité Nobel elogió este libro por explorar "cómo la memoria se relaciona con el olvido, la historia con el presente y la fantasía con la realidad".

Una buena parte de las cosas que se siguen enseñando resultan bastante impertinentes en la era de Google e Internet. Este artículo hace un análisis de las diversas áreas que se trabajan en la escuela desde esta perspectiva.

¿Qué no es necesario enseñar hoy día en la escuela? Foto: Archivo Semana.


Cuando le preguntaron al padre de Fernando Gaviria -la nueva revelación del ciclismo mundial por su gran actuación en el último Giro de Italia- ¿qué había sido lo más difícil en la formación de su hijo?, respondió: "lo más duro fue luchar contra un sistema educativo tan inflexible como el colombiano". Tiene toda razón, pues muy seguramente la escuela es la institución social más detenida en el tiempo, la que más se resiste a cambiar y adaptarse a los tiempos que vivimos.
Es por eso que en estas notas responderemos a la pregunta: ¿qué podría dejar de enseñarse en la escuela sin que los niños y jóvenes tuvieran problema en su vida futura? Antes de responder, sería importante que usted como lector reflexionara sobre qué de lo que aprendió en la escuela, nunca volvió a necesitar en su vida. ¿Qué de ello fue claramente impertinente aprender? Es muy probable que la mayoría de contenidos que estudió, fueron olvidados con el paso del tiempo.
Las matemáticas que se requieren a lo largo de la vida se aprenden en la primaria. De resto, es prácticamente nulo lo que queda y se usa con frecuencia. El extremo de impertinencia llega al estar calculando derivadas e integrales que más del 99.9% de los mortales nunca en su vida volvemos a utilizar. Algunos pensarán que son indispensables en las universidades, pero la pregunta es si acaso son allí pertinentes. La matemática ha debido ser repensada por completo ante el invento de la calculadora. Aun así, los profes suelen prohibir su uso con el fin de poder seguir enseñando los mismos algoritmos que han enseñado a lo largo de su carrera docente. Así se prolongan las tradiciones: Enseñamos lo que nos enseñaron a nosotros, casi sin hacernos la pregunta de ¿para qué sirve en la vida? o ¿qué pasaría si no lo enseñáramos o no lo aprendiéramos? La última es la pregunta clave que hoy hay que hacerse.
Lo más grave es que lo esencial de la matemática no se aprende en la escuela actual. No se enseña a pensar matemáticamente, leer o interpretar problemas que involucren razonamiento numérico; pero, muy especialmente, ni se enseña ni se aprende a convertir lo real en un problema matemático: A modelar la realidad.
Los profesores del área no se cansan de repetir que así no entendamos nada, la matemática es clave para desarrollar el pensamiento. Esa frase no puede ser más incoherente: Pensar es entender. Por tanto, nada que no entendamos puede desarrollar el pensamiento ¡Nada! También suelen responder a una profunda pregunta con relativa trivialidad: “Profe, ¿y esto para qué sirve?”, preguntan los estudiantes; a lo que suele ser habitual una respuesta bastante inocua: “Ah, usted cree que esto no sirve. Espérese para que vea cómo es de importante Cálculo 1 para “entender” Cálculo 2”. Pero el joven está haciendo una pregunta mucho más profunda: ¿Para qué sirve lo que estamos viendo en la vida? Como es obvio, esas respuestas desmotivan, en especial a los estudiantes más creativos y reflexivos.
Un aspecto fundamental de entender es que los profes buscan que sepamos cálculo, álgebra o trigonometría; pero estos aprendizajes parecen independientes de que comprendamos su significado o su sentido, lo cual es absurdo. A manera de ejemplo, trate de explicar qué es una derivada, un logaritmo o una integral. Si no puede hacerlo, no se preocupe, ya que un poco más del 99.9% de los mortales tampoco podemos a pesar de haber dedicado años enteros a resolver ejercicios con algoritmos similares. Dominar el algoritmo tiene muy poco que ver con entenderlo.
En Lenguaje pasa algo similar. La mayor parte del tiempo escolar se desperdicia estudiando gramática, ortografía y una literatura descontextualizada. Sin embargo, pareciera que no nos damos cuenta de que la mitad de los jóvenes no puede inferir en las ideas que subyacen en una noticia deportiva de tan sólo un párrafo de extensión. Pese a esto, están leyendo la María, Romeo y Julieta o estudiando el pretérito pluscuamperfecto del subjuntivo: Hay un abismo entre lo que pueden entender los estudiantes y lo que están estudiando en clase ¿De qué sirve acercarse a un libro como “Romeo y Julieta” sin poder elaborar su sentido profundo? En muchos casos se genera un efecto contrario y más devastador: el odio a la lectura.
Los estudiantes ven sintaxis, gramática y morfología, pero carecen de comprensión lectora o de lectura contextual y crítica. García Márquez propuso una gran polémica cuando sugirió: “simplifiquemos la gramática antes de que la gramática termine por simplificarnos a nosotros”. A pesar de su idea, seguimos agobiando a los niños con la ortografía y el complejo estudio de las reglas de la lengua, aunque escriban y lean muy mal. Es otra área que hay que reformar por completo para que efectivamente se consoliden las competencias comunicativas de las cuales hoy carecen los niños y jóvenes del país.
En Ciencias Naturales perdemos un tiempo muy extenso estudiando la tabla periódica, los símbolos químicos y los pesos atómicos; algo por completo impertinente en la era de Google e Internet. Es un tiempo totalmente desaprovechado en trivialidades, que a lo sumo nos sirve para responder exámenes del profesor de química y para resolver crucigramas. En anatomía perdemos la motivación y la energía estudiando listados de nombres interminables de huesos, arterias y músculos a los que hoy día tenemos a la mano con una sola tecla del computador o del celular.
En Ciencias Sociales no alcanza el tiempo para conocer la multiplicidad de nombres de accidentes geográficos de los diversos contextos regionales, nacionales e internacionales. Tampoco para intentar recordar presidentes, batallas o periodos históricos. Recuerdo ahora que cuando el Ministerio de Educación Nacional me solicitó la evaluación del programa de 4º de primaria hace ya 30 años, respondí que me parecía un excelente programa para una maestría en historia, pero por completo impertinente para niños que tienen dificultad para comprender lo relativos que son los conceptos en contextos diversos y que aún no logran ubicarse en una línea del tiempo histórico. Treinta años después, el problema es similar, aunque sin duda esta es un área en que la nueva Historia ha dado un pertinente cuestionamiento al generar preguntas relativas a los factores que generan las dinámicas sociales, económicas y políticas.
Es probable que muchos de ustedes piensen que lo anterior ha cambiado, que es excesiva la generalización que hago o que la escuela se está renovando. Aun así, me duele decepcionarlos. En matemáticas, por ejemplo, el 87% de los estudiantes colombianos de quince años se queda máximo en los dos primeros niveles evaluados por PISA y apenas el 13% llega a los niveles tres y cuatro de seis posibles. En lectura, como también indica PISA, y como he reiterado en otras ocasiones, tan sólo nueve de cada mil jóvenes alcanza la lectura crítica. ¿Será que sin ella se pueden estudiar las guerras del siglo XIX, las leyes físicas newtonianas o la naturaleza de los seres vivos?
Sin ninguna duda, la educación requiere una revolución muchísimo más estructural de lo que piensan la mayoría de los ciudadanos. Por ahora, les queda a los estudiantes el consuelo de que permanecen los descansos y las vacaciones y de que existen docentes que sí se dedican a las cuestiones esenciales de la vida. Desafortunadamente, siguen siendo menos de los necesarios. Estos innovadores son los que nos ayudarán a transformar las escuelas.
*Director del Instituto Alberto Merani y consultor en educación de las Naciones Unidas. 
Twitter: @juliandezubiria

Los investigadores estadounidenses Rainer Weiss, Barry C. Barish y Kip S. Thorne fueron distinguidos este martes con el premio Nobel de Física 2017.


AFP Weiss (izquierda) se llevó la mitad del premio. La otra mitad la comparten Barish (centro) y Thorne (derecha).


Göran K. Hansson, Secretario General de la Real Academia de las Ciencias de Suecia, anunció a los ganadores, que fueron premiados por la detección de las ondas gravitacionales que habían sido anticipadas por Albert Einstein y que son una consecuencia fundamental de su Teoría General de la Relatividad.
Es un "descubrimiento que sacudió al mundo", señaló Hansson.
Los científicos son miembros de los observatorios Ligo-Virgo, responsables del descubrimiento.
La mitad del dinero que acompaña al premio le corresponde a Weiss, mientras que Barish y Thorne compartirán la otra mitad.
La suma total es de 9 millones de coronas suecas (US$1,1 millones).
Los ganadores se suman así a una lista de otros 204 físicos honrados con el galardón desde 1901.
"Ventana al Universo"
Las ondas gravitacionales describen la distorsión en el espacio-tiempo que se produce cuando se aceleran objetos masivos.


S.OSSOKINE/A.BUONANNO (MPI GRAVITATIONAL PHYSICS)Image captionEsta imagen representa las ondas gravitacionales producidas por la fusión de dos agujeros negros.
Lo deformación del espacio que resulta de la fusión de dos agujeros negros fue detectada por primera vez por un laboratorio estadounidense en 2015. Fue la culminación de una búsqueda de varias décadas.
Desde entonces se han detectado otros tres ejemplos.

"La primera observación de una onda gravitacional fue un hito, una ventana al Universo", señaló Olga Botner, de la Real Academia de Ciencias de Suecia, afirmó durante la conferencia de prensa.

La contribución del trío

Los laboratorios Ligo (en EE.UU) y Virgo (en Europa) fueron construidos para detectar las sutiles señales que producen las ondas gravitacionales.
Pese a que son generadas por fenómenos colosales, como la fusión de dos agujeros negros, Einstein mismo pensaba que el efecto sería demasiado pequeño como para ser registrado por la tecnología.
Raya
Ondas gravitacionales

  • Son una predicción de la Teoría General de la Relatividad
  • Tomó décadas detectarlas directamente
  • Son ondas en la fábrica del espacio-tiempo generadas por eventos violentos
  • Las masas que se aceleran producen ondas que se propagan a la velocidad de la luz
  • Fuentes detectables tienen que incluir la fusión de agujeros negros y estrellas de neutrones
  • Su detección abre la posibilidad de investigaciones completamente nuevas
Raya
Sin embargo, los tres laureados lideraron el desarrollo de un sistema en base a rayos láser con suficiente sensibilidad como para detectarlas.
El resultado fue Ligo, un par de instalaciones separadas en dos sitios de EE.UU.: un observatorio en el estado de Washington y otro en Livingston, Luisiana.
La instalación europea está en Pisa, Italia.
Weiss, uno de los ganadores, dijo que el descubrimiento había sido el trabajo de cerca de 1.000 personas.
Pero la contribución del trío fue fundamental.
Weiss estableció la estrategia necesaria para hacer la detección.
Thorne hizo gran parte del trabajo teórico detrás de la búsqueda.
Y a Barish, quien asumió como segundo director de Ligo en 1994, se le atribuyen las reformas organizativas y la elección de las tecnologías que resultaron cruciales para el éxito de la misión.
Por: Gloria Marcela Pinzón Beltrán





La Rectora Hna. Ana Cecilia Diez Montoya hizo un homenaje a la fundadora de nuestro colegio La Madre Caridad Brader Zahner con un rincón muy especial en donde los estudiantes apreciaron una muestra artística con todos los detalles importantes de su vida e historia.
Fuente: Secretaría Académica 


Solicitamos gentilmente a los Padres de Familia que van asistir o aceptar la invitación; tengan la bondad de confirmar su asistencia al correo: secretaria@colsantisimatrinidad.com por motivos de logística.




Semana Educación habló con Óscar Abellón, director del Colegio Nuestra Señora del Pilar sobre la importancia de la tecnología en las aulas y las habilidades que el siglo XXI demanda a las nuevas generaciones.


Education Soul es una start-up colombiana que diseña, estructura e implementa modelos y proyectos educativos innovadores enfocados hacia las políticas públicas para que muchos niños y jóvenes se beneficien de sus programas. Una de las herramientas que Education Sou brinda a sus usuarios es la plataforma virtual Progrentis, diseñada para mejorar la comprensión de lectura y el desarrollo el desarrollo de las destrezas digitales a través del pensamiento creativo.

Esta plataforma, basada en la nube, cumple con las prácticas de aprendizaje de los modelos de innovación educativa del Siglo XXI, utilizando el aprendizaje adaptativo, la colaboración y la gamificación para desarrollar el pensamiento creativo.

Por sus excelentes resultados, Progrentis está presente en España, Guatemala, Costa Rica, Chile, México, Panamá y Colombia con un promedio de 100.000 usuarios al año, la mayoría niños y jóvenes entre los 8 y 17 años.

Education Soul en su conversatorio “Metodologías Activas para la Educación en el Siglo XXI” invitó a Óscar Abellón, director del colegio Nuestra Señora del Pilar - Escolapios de Soria de España llamado “La pequeña Finlandia” por sus resultados extraordinarios en las pruebas de comprensión lectora y matemáticas por encima de la media europea y de este país escandinavo y pionero de la integración de Progrentis a los salones de clase quién habló con Semana Educación sobre la importancia de la tecnología en las aulas y las habilidades que el siglo XXI demanda a las nuevas generaciones.

Semana Educación (S.E.): ¿Cómo surgió el proceso de innovación que sigue vigente en su institución?

Óscar Abellón (Ó.A.): Soy director hace 14 años de un centro educativo en Soria. Cuando ingresé, el nivel educativo estaba por debajo de la media en España. Cuando se produjo el descenso de la natalidad, la competitividad entre los colegios y universidades aumentó lo que nos llevó a buscar estrategias de innovación para ofrecer un sistema educativo más integral y novedoso.

S.E.: ¿Cómo encontraron una herramienta tan indispensable como Progrentis?

Ó.A.: Decidí junto a mi equipo recorrer el mundo, física y virtualmente, en busca de estrategias que nos ayudaran a moldear un nuevo proyecto educativo. Investigamos sobre neurociencias, implementación de nuevas metodologías, inteligencias múltiples entre otras cosas y así descubrimos a Progrentis, una herramienta fantástica que superó nuestras expectativas. Debo decir que en nuestra institución somos muy exigentes y para incorporar nuevos productos nos cercioramos de su claridad y eficacia.

S.E.: ¿Cuáles son las habilidades que buscan potenciar en sus estudiantes?

Ó.A.: El primer paso de nuestro proceso de cambio fue pensar un alumnado diferente. Es decir, analizamos qué competencias nos está exigiendo el momento actual para implementarlas en nuestro centro. Entre ellas están el desarrollo del pensamiento crítico y creativo, el trabajo en equipo, el dominio de varios idiomas, la autonomía y el emprendimiento, todas imprescindibles en este siglo. Sin embargo, ninguna de estas habilidades puede desarrollarse con una comprensión de lectura con deficiencias.

S.E.: ¿Cómo se mide el nivel de lectura de los alumnos

Ó.A.: Nuestros estudiantes desde que usamos esta plataforma mejoraron su nivel de lectura. Niños de 10 y 11 años leen y comprenden 500 palabras por minuto, el doble de un adulto promedio cuyo nivel se sitúa entre las 200 – 300 palabras. Al descubrir el excelente rendimiento de los alumnos decidimos que Progrentis sería uno de los pilares en nuestro modelo y así continúa

S.E.: ¿Cuáles han sido los resultados del trabajo con Progrentis?

Ó.A.: Como resultado del proceso que llevamos hace más de una década, el profesor se convirtió en un coach y guía que no da la respuesta inmediata al problema sino que el alumno es quien debe encontrarla y llegar al conocimiento a través de la experiencia individual. Progrentis es una gran ayuda para el profesorado: no solo aporta técnicas para la comprensión lectora sino también para la investigación y el adecuado manejo de la información en Internet.

S.E.: ¿La tecnología desplazará a los profesores del salón de clase?

Ó.A.: De ninguna manera. Los colegios no podrán nunca prescindir del profesorado e incorporar Progrentis para solucionar las falencias, la tecnología es un complemento del sistema educativo y uno de los pilares de nuestro cambio metodológico. Tener claro el rol que queremos que juegue en nuestra institución es una de las medidas que nos ha permitido tener excelentes resultados.

S.E.: ¿Cuál es el gran cambio que debería estar presente en todos los entornos escolares?

Ó.A.: Los profesores deben preparar a los estudiantes para el cambio, para las sociedades que estarán en los próximos 10 o 20 años y que no serán iguales a la nuestra. Nuestro centro se preocupa por las profesiones del futuro. Anteriormente los alumnos querían ser médicos o ingenieros, ahora se preocupan por la robótica o el trabajo con videojuegos. El planteamiento principal es ¿para qué se están formando los jóvenes? ¿Estamos pensando en una formación sin miras hacia el futuro? Ante eso tenemos que estar preparados.

S.E.: ¿Qué tan importantes son las iniciativas como “Cátedra para la paz” para construir entornos pacíficos en los centros educativos?

Ó.A.: De nada sirve una buena formación académica de niños y jóvenes si hay una carencia en la formación social y en valores. Esta es una competencia muy importante a desarrollar de la mano de familias y profesores. Aunque los niños pasen una cantidad elevadísima de tiempo en la escuela, las familias no pueden delegar el 100% de la educación a los entornos escolares. Es un trabajo compartido que también debe ser apoyado por una política estatal eficaz.

S.E.: ¿Qué consejos le daría a los educadores colombianos?

Ó.A.: Yo daría varios consejos. El primero y más importante sería abrirse y perder el miedo al miedo al cambio y a conocer otras experiencias que proporcionen herramientas útiles dirigidas al cambio. El segundo, la adecuada formación de los profesores, y con esto no quiero ser demasiado crítico, porque las universidades preparan a futuros educadores con metodologías de antaño sin tener en cuenta las necesidades actuales. Y el tercero, fortalecer el concepto de comunidad educativa, el cambio en un centro no será posible sin el entendimiento y la comprensión entre padres, docentes y alumnos. Hay que reeducar a las familias para que entiendan lo que el mundo actual exige.
Por: Licet Rocío Durán Suárez

El próximo viernes 29 de septiembre de 2017 no tendremos reunión de REFRAMI primaria ni bachillerato, pues nos encontraremos en una reunión docente.

La coordinación de REFRAMI y el grupo de asesoras les agradece la confianza que han depositado en nosotros y en nuestro proyecto.

Reanudaremos reuniones el día viernes 6 de octubre de 2017.
Por: Fanny Merchàn Guerrero

                                                                       


El Jueves 21 de septiembre se realizó el Encuentro con Cristo para pre-escolar en el que participaron padres de familia, y estudiantes, quienes disfrutaron de una bella mañana de crecimiento emocional y espiritual junto a los docentes, auxiliares, la psicóloga de nuestra institución Angélica Amador y el psicólogo Armando Requena quien ha estado liderando esta importante actividad.

Este encuentro fue el primer encuentro que reunió padres e hijos y permitió un importante espacio de interacción para que grandes y chicos se conocieran mejor y pudieran fortalecer sus lazos afectivos. Estamos seguros que se trató de un espacio altamente significativo para nuestra familia de Pre-escolar.
Por: Jaime Enrique Cuevas

Las estudiantes de 10° grado del Colegio de la Santísima Trinidad, participaron en el XIV Simposio de Filosofía Bilingüismo ¿Obstáculo Social? Organizado por el Colegio Liceo Señor de los milagros de Girón.

La Estudiante María Camila Díaz recibió felicitaciones por parte de Docentes y estudiantes participantes del Simposio por su ponencia “La influencia del bilingüismo en la sociedad.”  Destacando así la importancia del pensamiento filosófico que se ha generado en el ambiente escolar.

Créditos: Imagen tomada de Vanguardia Liberal
  
Por: Orlando Burgos Rey - Semillero de Investigación


El Semillero de investigación Colsant, compuesto este año por estudiantes de 6° y 7° Grado de bachillerato, dirigidos por el Químico Orlando Burgos Rey, desarrolló el proyecto de investigación consistente en elaborar un quitamanchas multiusos, biodegradable, a partir de los residuos de aceites vegetales refritos con el fin de contribuir con una solución innovadora para reducir la contaminación ambiental que estos residuos orgánicos ocasionan al ecosistema acuático.


Los residuos de los aceites vegetales refritos al ser arrojados por el grifo de las cocinas, las cañerías públicas o directamente a la basura, ocasionan con el tiempo la contaminación de las fuentes hídricas. Cabe recordar que un litro de aceite puede llegar a contaminar cerca de 1000 litros de agua.


Nos propusimos investigar si estos residuos tóxicos pueden ser aprovechados como ingrediente para la elaboración de un quitamanchas multiusos, de aspecto cremoso, que limpie y desengrase; sea capaz de remover todo tipo de manchas de diversas superficies y sea amigable con el Medio Ambiente.

Nuestra investigación se fundamentó en realizar primero una búsqueda bibliográfica para establecer los ingredientes biodegradables y procedimientos más adecuados para preparar este producto limpiador.


Encontramos que los ingredientes principales para este producto deberían contener un jabón base alcalina, un blanqueador, un abrasivo, un neutralizador de la suciedad, un humectante y un aroma o fragancia. Con base en estos ingredientes, se diseñaron diferentes formulaciones que posteriormente fueron elaboradas en el laboratorio hasta poder establecer una fórmula final, de acuerdo a la efectividad del producto sobre diferentes superficies de materiales domésticos.

El procedimiento experimental consistió de dos etapas.

En la primera se preparó el jabón base alcalina, mediante la reacción del aceite vegetal refrito con una solución acuosa de hidróxido de sodio, por medio un reactor químico que diseñamos previamente. En la segunda etapa,  utilizamos un proceso a baño maría, con agitación continua, para convertir el  jabón  de la etapa uno en jabón  líquido cremoso; al que posteriormente se le adicionaron  otros ingredientes como el carbonato de sodio, que sirve para mejorar  el poder quitamanchas del jabón y cortar la grasa, el sulfato de sodio que neutraliza la suciedad, la piedra pómez en polvo que sirve como abrasivo para soltar  la mugre , un aroma  que le da un agradable olor y la glicerina para  humectar  y evitar que se solidifique el producto.


Los resultados nos mostraron que el aceite vegetal refrito sirve como ingrediente natural. Se comprobó la efectividad del producto final elaborado, con buenos resultados, sobre manchas de pared, tela, zapatos deportivos blancos, cocinas de acero, olletas de aluminio sucio y quemado, pastas de artículos domésticos y de vehículos entre otros.

De esta forma podemos aprovechar los residuos de los aceites vegetales refritos, para la elaboración de productos de uso doméstico y ayudar a disminuir el flagelo contaminante que estas sustancias producen sobre el ecosistema acuático. Así contribuimos a mejorar la calidad de vida de todas las comunidades en el mundo.
Copyright © 2016 - 2017 Colegio Santísima Trinidad